Presentación del biombo y la cama de la Casa Aliaga

El evento comenzó con la acogida del alcalde de La Iglesuela, Fernando Safón, que agradeció a la Comarca del Maestrazgo la iniciativa, a Nieves Guillén su trabajo y a Pedro Rújula su presencia. Además, recordó que en 2014 durante la presentación de la exposición sobre las guerras carlistas impulsada por la Comarca y dirigida por Rújula, el experto ya señaló el interés del biombo y les animó a restaurarlo.

Después Roberto Rabaza agradeció la acogida al ayuntamiento, el trabajo minucioso de Guillén y su larga trayectoria de restauraciones encargadas por la Comarca. También agradeció a Rújula que hubiese prestado atención a la pieza preparando la presentación y desplazándose hasta Iglesuela.

Ángel, responsable de la oficina de turismo junto a Mari Roig explicó el origen de la casa y del linaje de los Castellot que emparentó con los Aliaga, dando nombre al inmueble. Además, insistió especialmente en los últimos 150 años desde que se comenzó a crear el biombo, hasta la venta del inmueble al ayuntamiento.

Nieves Guillén hizo una exposición muy detallada de los trabajos de restauración, la limpieza de los barnices, la eliminación de repintes, consolidación de las piezas, reintegración de lagunas. Los asistentes pudieron comprobar el grado de deterioro de las piezas, los criterios de restauración, respetuosos con la historia y el paso del tiempo y la enorme dificultad de ambos trabajos.

Pedro Rújula, expresó magistralmente, cuál era el valor de las más de 400 litografías, serigrafías y grabados que en forma de collage cubrieron los lienzos del biombo. Nos informó de la procedencia de buena parte de ellas y apuntó hipótesis sobre los intereses y cultura visual de la familia que a lo largo de varias generaciones lo había ido completando. Un repertorio de imágenes que estimularía la imaginación de los habitantes de la casa incitando a prolongar las tertulias en un tiempo en el que en las mayorías de las casas solo estaban preocupados por subsistir.

En la sala se reunieron numerosos vecinos de La Iglesuela y otros pueblos vecinos de la comarca que siguieron con atención las presentaciones, lanzaron algunas preguntas y se entretuvieron comprobando los detalles de las piezas expuestas.