Iglesia parroquial de la Purificación en Fortanete

S.XVII
– -1693
FORTANETE. Plaza Mayor
Categoría: BIENES INMUEBLES
SubCategoría: ARQUITECTURA RELIGIOSA
SubSubCategoría: Iglesias
Nave central y cabecera

Desde Teruel se debe tomar la carretera A-226 dirección Mirambel. Fortanete se encuentra a unos setenta kilómetros de la capital.

Presenta cabecera plana, crucero no acusado en planta con una capilla abierta en su lado septentrional y tres naves (la central más ancha que las laterales) de tres tramos cada una.

El sistema de cubrición empleado es el siguiente: la cabecera se cubre con bóveda vaída con linterna, el crucero lo hace con cúpula de media naranja sobre pechinas y linterna, y las naves van cubiertas por bóvedas de medio cañón con lunetos, excepto el tramo de los pies de la nave central que lo hace con bóveda conchiforme, igual que los brazos del crucero; la capilla adosada al brazo izquierdo del crucero va cubierta por una cúpula elíptica con linterna.

Destaca la decoración pictórica interior del templo, especialmente las figuras de los cuatro Evangelistas representados en las pechinas de la cúpula del crucero; también sobresale el entablamento barroco que rodea la totalidad de la nave, así como la decoración figurada de las ventanas, alojadas bajo los lunetos de las bóvedas.

La interesante decoración de la carpintería (puerta de acceso, entablamento del coro y puerta de la sacristía) repite elementos vegetales de las yeserías de las naves laterales. Estos elementos también aparecen en las metopas del friso de la portada de piedra al exterior, dando en definitiva una impresión de unidad al conjunto ornamental.

Al exterior destaca, en el lado de la Epístola, el pórtico de acceso formado por tres esbeltos arcos de medio punto sobre pilares; este pórtico aloja en su interior la portada adintelada de piedra: de orden clásico con una hornacina avenerada y  rematada por un frontón curvo partido.

La torre campanario, adosada a los pies, en el lado de la Epístola, y construida con sillería, presenta tres cuerpos en altura separados por una imposta barroca. El último cuerpo muestra cuatro grandes vanos de medio punto para campanas y es rematado con un chapitel de piedra.

La iglesia fue construida a finales del siglo XVII, finalizándose en 1693, gracias a la ayuda de los vecinos y de un obispo nacido en la localidad.