Casa de los Aragonés. Fortanete

S.XVI
Fortanete
Calle San Miguel 5
BIENES INMUEBLES
ARQUITECTURA CIVIL
Casas

Realizada en mampostería irregular, actualmente vista, parcialmente reformada al exterior por la apertura de un acceso de tipo cochera. Sobre el arco de medio punto de la puerta principal se dispone el escudo de la familia infanzona de los Aragonés, el cual se compone de un león rampante hollando tres flores de lis. Asimismo, en una ventana que da a la calle de San Ramón, se encuentra inserta la fecha de 1578, año en el que posiblemente se construyó este inmueble.

El alero correspondiente a esta fachada está sustentado por canes de madera decorados con un listón soqueado y esferas radiales en el papo o cara inferior que mira al suelo. Además dispone de un listel en forma de soga en la parte inferior y otro con cenefa de medios círculos en la superior. Muy similar todo ello a otros aleros que hemos descrito en este lugar.

A nuestra derecha observamos otro volumen arquitectónico perteneciente al mismo edificio. Presenta los mismos materiales y es un poco más elevado en altura. El vano de la primera planta se decora con un frontal de orden clásico, como si de una pequeña portada monumental se tratara. Las jambas son rectas, arquitrabe con tres decoraciones a modo de triglifo clásico y moldura de dados. Se culmina con un frontón partido, dos remates de forma piramidal en los lados y esférica en el centro.

El balcón es moderno, con antepecho de forja, y se sustenta en dos volutas de piedra, continuidad decorativa del resto del vano. Su forma y calidad hace pensar en la transmisión de modelos constructivos procedentes de otros entornos artísticos, y en la existencia de un gusto artístico importante que hizo posible su realización para esta casa.

Finalmente cabe describir el alero de esta parte de la casa. Difiere en su decoración de la del otro alero. Los canes reciben una decoración vegetal que ocupa no sólo la cabeza del can, si no prácticamente dos tercios de su superficie. El listado inferior de nuevo es una decoración de tradición clásica, formado por ovas y dardos.