Ayuntamiento de Fortanete

S.XVI
– 1520
FORTANETE. Plaza Mayor
Categoría: BIENES INMUEBLES
SubCategoría: ARQUITECTURA CIVIL
SubSubCategoría: Concejo/Ayuntamiento
Fachada

Desde Teruel se debe tomar la carretera A-226 dirección Mirambel. Fortanete se encuentra a unos setenta kilómetros de la capital.

Edificio de planta rectangular, dos pisos y tres fachadas realizado en mampostería con piedra sillar de refuerzo y techumbres arquitrabadas. Situado en la plaza Mayor, se encuentra adosado a la iglesia parroquial de la Purificación.

Al exterior la fachada principal presenta en la planta baja una lonja con triple acceso en arco de medio punto, uno de los cuales es más elevado; a la derecha abren dos vanos adintelados que iluminan el espacio de las carnicerías.

En la planta alta se abren cuatro vanos adintelados con alféizar de piedra moldurado y tallado; la ventana del lateral izquierdo fue agrandada para colocar un balcón volado de piedra tallada con barandillas de forja y con labor de carpintería en sus hojas.

Entre estos huecos de la planta superior se pintaron en 1798 un reloj de sol y un escudo con el «victor» y el tocado arzobispal.

La fachada está rematada con un alero de madera muy volado apoyado en una doble línea de ménsulas; talladas con decoración vegetal a base de roleos y hojas de acanto y separadas por tabiquillos con decoración denticulada.

La fachada lateral consta de dos partes diferenciadas: la izquierda fue continuación de la fachada principal, rematándose con el alero de la fachada principaly abriendo varias ventanas; la derecha, en mampostería muy sencilla, remata con un alero de madera. En la fachada posterior tan sólo se conserva una puerta en arco de medio punto y dos ventanas adinteladas; queda rematada por un alero sencillo sobre apeos en voladizo, todo muy modificado.

En el interior, en la crujía delantera se sitúa la lonja desde la cual se accede a las carnicerías; en la crujía posterior se situaban las cárceles; también en esta planta se encontraba el pósito.

El espacio principal de la planta superior, toda la crujía delantera, está ocupado por el salón de sesiones, de planta rectangular y cubierto por un interesante artesonado de madera cuyas vigas apoyan en ménsulas talladas con hojas de acanto y roleos.

La crujía trasera está ocupada por el archivo, la escribanía y la secretaría.

Es una construcción del siglo XVI que se ajusta a la tipología de casa consistorial turolense de la época.

Probablemente en origen sirviera de vivienda del prior sanjuanista y posteriormente, hacia 1588, se realizaran las reformas necesarias para adecuarla como casa consistorial: por ejemplo, se abrió la lonja en la planta baja del edificio, de peor factura que el resto de la construcción.

En 1798 se pintaron en la parte superior de la fachada un reloj de sol y un escudo con el «victor» y el tocado arzobispal, al igual que en Valderrobres o Calanda.