Inicio flechas Actualidad flechas Noticia
vacio
9/10/2019 | CURSO DE LA UNIVERSIDAD DE VERANO DE TERUEL
El Patrimonio Cultural Ante los Retos de la Despoblacin
Visita del grupo a la Iglesia de Tronchn de la mano de Ana Caizares. Cristina Malln Visita del grupo a la Iglesia de Tronchn de la mano de Ana Caizares. Cristina Malln

“Todos somos responsables de nuestro propio patrimonio”

Tan sencilla y directamente comienza y termina Ana Caizares su ponencia sobre conservacin y restauracin del patrimonio.

Y lo tienen muy claro en los programas propuestos desde Comarca, ayuntamientos y, como parte fundamental y punto de partida, asociaciones. stas ltimas, sin ms nimo que el de preservar sus bienes e identidad, son las impulsoras de muchos movimientos locales que derivan en actividades de animacin sociocultural, proyectos de recuperacin y documentacin del patrimonio, e incluso en la creacin de museos o centros de interpretacin (como es el caso del Museo de Molinos, el Parque Cultural del Maestrazgo y escuelas como la del barranco en Cantavieja o la de Benassal) donde recogen la historia de la zona, que es la suya propia.

El abandono y explotacin rurales implican a nivel patrimonial la desproteccin, el deterioro y en ocasiones la prdida de bienes culturales tanto materiales como inmateriales, siendo necesarias actuaciones urgentes por parte de todos, algo que saben muy bien aquellos que viven en estos territorios o que los visitan con frecuencia.

Este proceso escalar de la despoblacin en las ltimas dcadas ha supuesto el abandono y olvido de territorios muy extensos, incluso de ciudades como Teruel, Lugo, Soria, etc.

Las polticas econmicas y sociales ms generales, sus actuaciones y programas, van ms relacionados con el aprovechamiento de recursos partiendo de las circunstancias que ofrece la despoblacin en beneficio de las ciudades y su progreso.

Claro ejemplo de esto es la industrializacin del medio rural, en el cual se implantan principalmente aquellas fbricas (hidrulicas, macrogranjas o incluso cementerios nucleares), necesarias para la subsistencia de las grandes ciudades, sin evaluar aquellas que son bienes de inters cultural, an funcionales y que respetan tanto el entorno como la tradicin e inters por tcnicas de trabajo ms cercanas a las personas que formarn parte del mismo. Igualmente, la promocin y el xito del turismo provocan en muchas ocasiones la modificacin y estandarizacin de la vida en el pueblo.

Sin personas no hay patrimonio, por lo que el centro de las actuaciones de investigacin, conservacin y difusin son ellas, tanto profesionales como asociados, vecinos y pblico general.



Silvia Muoz

Fotografas: Cristina Malln Alcn

ARCHIVOS ADJUNTOS